jueves, 29 de enero de 2015

Intolerancia a la proteína de la leche en recién nacidos

Después de casi 5 meses de existencia, Oli por fin tiene "diagnóstico". Como os comenté en otros post los bebés también pueden tener problemas digestivos incluso de recién nacidos. en nuestro caso, el último diagnóstico ha sido intolerancia a la proteína de la leche.


Eso sí sólo han pasado 5 meses para que tres pediatras y una neonatóloga pasaran de tipificarme de:
a) madre primeriza todo es normal y tú eres una exagerada
b) cólicos del lactante
c) gases
d) reflujo
e) ninguna de las anteriores es cierta, mi bebé tiene intolerancia y yo no estoy loca cuando me quejo.
Dicho esto vamos a ver en qué consiste esta intolerancia, que no alergia, y por tanto debería ser un proceso transitorio.

¿Qué es la intolerancia a la proteína de la leche de vaca y qué la causa?

La intolerancia a la proteína de la leche de vaca (abreviada CMPI en inglés) se define como una reacción anormal del sistema inmunológico corporal a la proteína encontrada en la leche de vaca. El sistema inmunológico normalmente protege nuestros cuerpos del daño causado por bacterias o virus. En la CMPI el sistema inmunológico reacciona de modo no usual a la proteína encontrada en la leche de vaca. Esta reacción puede causar lesión en el estómago e intestinos.
La mayoría de lactantes mostrará señales que involucran la piel o el sistema gastrointestinal. Los síntomas gastrointestinales pueden incluir vómito, dolor abdominal, sangre en las deposiciones y diarrea. Las manifestaciones de la piel incluyen urticaria y eccema. Los bebés también pueden presentar sibilancias, irritabilidad, hinchazón facial y escaso crecimiento debido a baja absorción de nutrientes.
En nuestro caso además de que el niño viene estando incómodo prácticamente desde que nació, un indicar fundamental han sido las heces. No sólo por el color que dejó de ser mostaza a pasar a un color verde con muy mal olor.


Después de leer mucho averigué que los antibióticos que suministran a las mamás antes de dar a luz cuando se tiene el estreptoco agalacticae puede producir en los recién nacidos problemas intestinales.
También hay estudios en los que se dice que la introducción de leche de fórmula normal al recién nacido con un sistema gastrointestinal todavía inmaduro puede provocar a corto medio plazo una intolerancia a la leche.
Y por último un consejo. Nosotros practicamos la lactancia mixta es decir Óliver se alimenta de la leche de mamá y suplementos de biberón. en nuestro caso, yo he tenido que controlar en mi dieta los alimentos como la leche de vaca, quesos, etc, para que no pasen a la leche y le sienten mal. En cuanto a la leche de fórmula, actualmente utilizamos una leche hidrolizada cuyo coste supone alrededor de 35 € cada bote de 400gr. Como veis es un gran gasto. Aquí en España esta leche, al contrario que las leches de fórmula normales, las cubre la Seguridad Social, eso sí previo diagnóstico e informe realizado por un especialista.
En esas estamos, así que os iremos contando más :) Un saludito!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario